Pages Navigation Menu

Marketing with Rhys

Morosidad: ¿Qué es la compensación de deudas?

Ya tengas un negocio online, físico o mixto, la morosidad es un problema del que, ante la falta de liquidez y el nulo acceso al crédito, prácticamente no se acaba librando nadie. Ya sea en mayor o menor medida. Antes o después. O con más o menos frecuencia.

Aunque obviamente la falta de voluntad a la hora de pagar también es una realidad que puede dar, en la mayoría de las ocasiones cuando una empresa no paga a otra es simplemente porque no puede y porque a su vez también le deben.

Ésa es la principal problemática que afecta a las empresas y que activa el círculo vicioso de la morosidad: no puedo pagar, porque a mí tampoco me pagan. Y así, este problema ha acabado por asfixiar y provocar el cierre de ni más ni menos que 61.000 empresas en España solo entre los años 2007 y 2012, según los datos que maneja la patronal de la pequeña y mediana empresa Cepyme.

Frente a la morosidad, cuando nos deben dinero, podemos recurrir a dos opciones: reclamar las deudas por la vía judicial o agotar la vía amistosa.

Lógicamente, por todas las complicaciones y los gastos que puede llegar a implicar la vía judicial, la vía amistosa siempre debería ser la primera opción. Pero, por muy amistoso que quieras ser y por mucha voluntad que exista entre las dos partes, si no hay dinero para pagar, simplemente es que no hay dinero para pagar. Entonces, ¿qué? ¿Hay alguna forma de poder saldar la morosidad sin movimiento de dinero? La buena noticia es que sí.

Una fórmula muy interesante es la llamada compensación de deudas, consistente en poder cubrir la cantidad que debes con lo que te deben. Si se da el caso de que dos empresas se deben mutuamente dinero, el procedimiento es mucho más sencillo: fácilmente podrán compensar sus deudas para saldarlas completamente o para reducirlas.

arreglos pagos

 

Ventajas de la compensación de deudas

Pero también existe la posibilidad de poder compensar deudas a lo largo de toda una cadena en la que más empresas están implicadas pero no necesariamente directamente relacionadas. Y, en este sentido, la plataforma Deudae ha lanzado un servicio muy interesante y, para mayor comodidad, directamente online. Esta plataforma lo que hace es ejercer de intermediaria para encargarse de detectar todas las posibles deudas y conseguir cancelar así el mayor volumen de deuda que sea posible.

Éste es básicamente el procedimiento: una empresa a la que le deben dinero pero que también arrastra impagos a su vez se registra y se da de alta, sin coste alguno, en la plataforma y registra sus facturas pendientes (tanto las que debe como las que le deben). A partir de ahí, mediante su base de datos y mediante un algoritmo desarrollado por el departamento de Matemáticas de la UNED, Deudae detecta todas las posibles cadenas de deuda para conseguir cerrar el círculo y compensar el mayor volumen de impagos que sea posible en cada caso.

De esta forma, una empresa tiene la posibilidad de sanear su balance sin que, de por medio, haya existido directamente un movimiento de liquidez.

 

Costo de este tipo de acciones

Deudae posteriormente aplicará una comisión del 3% sobre la cantidad compensada en cada caso. Pero, en cualquier paso, solo una vez se haya completado el procedimiento de forma efectiva y se haya llegado a compensar la deuda con éxito.

Un paso muy interesante en el que actualmente está trabajando esta plataforma de compensación de deudas es implicar a la Administración pública en el sistema, teniendo en cuenta que la propia Administración es uno de los principales agentes deudores a día de hoy.

¿Qué te parece la fórmula de la compensación de deudas? ¿Crees que puede ser la solución definitiva para que el círculo de la morosidad pueda llegar por fin a cerrarse?