Pages Navigation Menu

Marketing with Rhys

Moda y nuevas tecnologías

El mundo de la moda ha dado pasos definitivos a la hora de asentarse en Internet. Pese al problema inicial que puede plantear el no poder probarse las prendas, las ventajas a la hora de comprar en la red desde pantalones para parques infantiles hasta coches de bebé, y el camino andado en las venta por catálogo ha propiciado que las principales marcas tengan en la web uno de sus principales centros de distribución.

Las tendencias de moda son las que rigen hoy en día los métodos de trabajo, no sólo las de moda de ropa, sino también los sistemas más modernos de preparación de los trabajadores, de organizar excursiones en asociaciones o de estudiar una profesión. Internet ayuda a desarrollar este potencial y las webs y las redes sociales hacen el resto.

 

Trabajo y profesiones gracias a Internet

Uno de los sistemas para dar una mejor base a los trabajadores, es la de contratar por ejemplo una finca en Madrid, durante todo un fin de semana (ver http://fincacasadeoficios.com), evidentemente está dirigido para trabajadores cualificados a los que hay que dar un nuevo enfoque o enseñar un nuevo método de trabajo.

También es un sistema utilizado por la casa de oficios, el contratar con empresas, unas prácticas para darle a los estudiantes la posibilidad de llevar a la práctica los estudios ya superados.

Y es que hoy cualquier empresa no deja al azar ningún detalle. El tener a los mejores profesionales trabajando para tu empresa, consigue que el trabajo sea mucho más productivo, da igual que la empresa sea un comparador de seguros de coche por internet, o una tienda especializada en la venta de productos informáticos o un parque de bolas para niños. Podemos ver más información en marketingmagazine.es

Si el mejor trabajador es tuyo, el resto irá a remolque.

 

Guerrilla Marketing

 

Nuevas tecnologías aplicadas a productos

Algo así pasa con los productos, los típicos códigos de barras, aún usados en la mayor parte de productos de la sociedad, están empezando a ser reemplazados por otros sistemas de codificación más modernos y con mejores resultados.La moda, el calzado o los complementos utilizan ya este tipo de ventajas para la venta online.

Por ejemplo, quien no ha visto ya un Bidi, esos códigos cuadrados que puedes leerlos con una aplicación en un Smartphone, claro ejemplo de que la tecnología avanza a pasos agigantados. O incluso lo que empieza a imponerse en los grandes almacenes, los rfid, que con una sola pasada del lector, te dice todo lo que contiene un pallet.

Todo mejora, en la mayor parte de los casos para conseguir un mejor futuro en general, con sistemas que ahorren tiempo, el verdadero oro del siglo XXI.